12 ene. 2014

NO HAY PARED QUE VALGA.

Como si de la luz se tratase, al final la manifestación se hizo, se llevó a cabo. Una manifestación que reflejó el sentimiento de una mayoría social, decidida a que este proceso de paz llegue a buen término.
A destacar dos ejemplos de valentía: La de Joseba Azkarraga por tomar, en primera instancia, las riendas y presentar en solitario la convocatoria de la manifestación, y la valentía y coherencia de EAJ-PNV al decidir ser copartícipe de la misma.

Había que poner pìe en pared ante los ataques que este proceso viene recibiendo del Gobierno del PP. Detenciones, prohibiciones, inmovilismo, con el único objeto de contentar a esa ala ultraderecha de la que se nutre desde su fundación. 

Había que escenificar los deseos de una sociedad que demanda movimientos en positivo. Que teniendo un escenario de paz al alcance de la mano observa como se la niegan por motivos expúreos.

Deberia tomar nota el Gobierno español de que a este pueblo no se le puede parar. Los Wert, los Velasco y/o Fernández Díaz. no van a ser ningún freno, y tanto el PP como el PSOE deberían tomar nota.

Estuvimos, estuve, porque estoy a favor de los derechos humanos, de todas las personas, por el acuerdo y por la paz. La falta de respeto a unos acuerdos previos por parte de la izquierda abertzale me hicieron pensar que me había equivocado de manifestación y me volví. Creo que a esta IA y/o  a parte de ella le falta tiempo para poder asimilar comportamientos tan democráticos como el respeto hacía los demás.

Me temo que mientras se crean los primeros actores y únicos protagonistas de estas escenas, y a los demás como parte de la tramoya, la imagen, como la de ayer, de una mayoría social, sera retorcida por nuestros enemigos, dirigiendo su foco en lo que tiene de algarada, en lugar del fin único de la propia manifestación.

Madurez y, de una vez por todas, dejar de un lado esa costumbre de dar armas al enemigo. Es tan dificil pedir esto a las huestes de Hasier Arraiz, y Cía.???

No hay comentarios.: